miércoles, 21 de noviembre de 2012

Los primeros sombreros



El origen del sombrero es muy antiguo y su uso y forma se han ido transformando a lo largo del tiempo. Uno de los primeros registros que se tiene de este accesorio es en las pinturas de las tumbas tebanas del siglo XVI a.C., en el que los egipcios aparecen con distintivos ornamentos en sus cabezas. Se cree que el gorro frigio ―muy similar al que usan los dibujos animados Los Pitufos―, un sombrero utilizado en la Antigua Grecia (siglo XII a.C.) y que más adelante se utilizó como símbolo de libertad, fue uno de los primeros sombreros propiamente dichos, pero sin alas. El primer registro del sombrero con alas data en realidad del siglo V a.C. en Grecia, el cual fue usado por viajeros y cazadores para protegerse del sol y de la lluvia.
Los sombreros ―al igual que las gorras, boinas, viseras, gorros, cofias y tocados, entre otros― no tienen sólo fines estéticos y de moda. También tienen usos funcionales: los utilizamos para protegernos del frío o del sol; los Cascos Azules de las Naciones Unidas los usan para identificarse como cuerpo de paz; los obreros de la construcción para protegerse de la caída de materiales duros; los militares los utilizan como distintivo de rango, cargo o nacionalidad; trabajadores del área de la medicina y la gastronomía lo usan por higiene, y otros los llevan por causas religiosas o como parte de uniformes.
Durante la primera mitad del siglo XIX, los sombreros femeninos seguían siendo ostentosos, decorados con cintas, flores, plumas y pieles. A finales del siglo, se introdujeron nuevos estilos, como las capelinas de ala ancha, y aún más pequeños, como los tocados.
El sombrero masculino seguía siendo muy sobrio. Se puso de moda el sombrero de copa alta ―también conocido como chistera o galera―, con copa recta y ala corta. A finales del siglo XIX, 
 otro estilo se puso de moda para los hombres: el bombín, con copa redondeada y ala corta, muchas veces apenas doblada hacia arriba.
Un hito que marcó la historia del sombrero fue la creación de las máquinas de coser a mediados del siglo, lo que transformó la industria del sombrero y lo convirtió en un accesorio más masivo.
 










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada